Biodiversidad carismática y eclesialidad de las nuevas formas de vida consagrada, ejes de la segunda jornada del V encuentro mundial en Roma

“Las nuevas formas de vida consagrada muestran la capacidad innovadora del Espíritu Creador que nos obliga a repensar nuestros conceptos y a comprender la biodiversidad carismática de la Iglesia y de estas nuevas formas, ha afirmado el teólogo claretiano José Cristo Rey García Paredes, experto sobre la vida consagrada, en la segunda jornada del V Encuentro mundial de las nuevas formas de vida consagrada en Roma.

García Paredes ha invitado a los 130 participantes, representantes de 39 instituciones, a mirar la consagración en clave de la alianza de Dios con su pueblo, la cual manifiesta que las diversas formas de consagración carismática, entre las que se podrían encontrar las nuevas formas, cobran cuerpo en el testimonio de la fidelidad a esta alianza. En efecto, ha añadido el teólogo que “los tres consejos evangélicos (obediencia a la voz de la Alianza, celibato profético por el Reino de Dios y pobreza evangélica) configuran una vía de fidelidad (hesed) a la Alianza con el único Dios, sumamente amado y en oposición a cualquier tipo de idolatría. En este sentido, García Paredes se h apreguntado si los matrimonios que viven un carims específico del Espíritu no están viviendo una liminalidad consagrada dentro de la sociedad.

Por otro lado, García Paredes ha profundizado la relación entre consagración bautismal y carismática, invitando a descubrir la raíz de la vida consagrada en el ecosistema sacramental y que la participación en el sistema sacramental geneera en nosotros un estado de “consacratio continuata”. La amplitud y profundidad de la exposición abre nuevos horizontes a la comprensión de la consagración como don apliamente difundido entre el pueblo de Dios que admite nuevas plasmaciones. En sus conclusiones, ha afirmado que de cara a los cambios de nuestro tiempo es obvio esperar una reconfiguración de la vida consagrada, es escucha del soplo del Espíritu.

Por su parte, el presidente de la Fraternidad Misionera Verbum Dei, P. Rodrigo Carrizo, ha subrayado que la presencia de los diversos estados de vida en una misma familia eclesial o nueva forma de vida consagrado hace más visible a la Iglesia, como imagen de la Santísima Trinidad y del Cuerpo de Cristo, compuesto de diversos miembros. Ha añadido que la vocación carismática es el vínculo de comunión y unidad entre los distintos estados de vida. Carrizo ha destacado también algunas de las características de estas nuevas formas: la comunión misionera entre los diversos estados de vida; la integración de la vida contemplativa con la vida activa y el espíritu de familia que genera la misión de estas instituciones.

Deja un comentario