All Posts By

Luján González Portela

‘Curar a los migrantes para curar al mundo’, seminario internacional en Roma

By | Eventos | No Comments

Bajo el tema marco “Curar a los migrantes para curar al mundo: escenarios futuros para la construcción de la paz” el 4 y 5 de marzo tendrá lugar en la Pontificia Universidad Lateranense (Piazza S. Giovanni in Laterano, 4. Roma) un seminario internacional organizado por el Global Forum on Health and Migration, fundado entre otros organismos por el Rielo Institute for Integral Development. El objetivo es identificar escenarios de intervención para garantizar el derecho a la salud del migrante y la influencia de ello en la paz mundial.

El evento reunirá a líderes del mundo político y académico tanto de Europa como de Estados Unidos, México y Ecuador. Entre ellos destacan Enrico Letta, ex Primer Ministro italiano y actual decano de la Paris School of International Affairs (PSIA); Richard Mollica, Director del Programa de Trauma en Refugiados de Harvard; Maurizio Marceca, Presidente de la Sociedad italiana de Medicina de las Migraciones; Luigi Janiri, psiquiatra y profesor de la Università Cattolica del Sacro Cuore; Vincenzo Buonomo, Rector del la Pontificia Università Lateranense; Emilio Baños, Rector de la UPAEP (Puebla, México); Emanuele Caroppo, Secretario General del Centro de Investigación Hera, Università Cattolica del Sacro Cuore, y Fulvio Giardina, Presidente del Consejo Nacional del Colegio de Psicólogos.

En el seminario se tratarán temas como el papel del Global Forum en la agenda global sobre migración; la prospectiva de salud y migración en los diversos continentes; el Ius Migrandi y Salud; Familia y salud en la migración; Médicos para la migración: escenarios presentes y futuros y el trastorno de estrés postraumático y migración.

En el marco de las jornadas se estrenará la película documental “Los sin voz”, de Catherine MacGilvray, que narra la trágica historia migratoria del pueblo salvadoreño de Long Island (NY), donde son la comunidad más numerosa.

El Foro Mundial sobre la Salud es una plataforma de debate abierto sobre la migración, la salud física y mental de los migrantes, la salud pública, la ayuda de emergencia y cuestiones sociales, políticas y económicas relacionadas. Su objetivo es crear una red internacionla que estudie desde un enfoque multidisciplinar todos los aspectos relacionados con la migración. Está integrado por la Università del Sacro Cuore de Roma, el Rielo Institute for Integral Development, la Agenzia di Ricerche e Legislazione (AREL), la Universidad de Cuenca (Ecuador), la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Messico) y el Ministerio de Salud Pública de Ecuador.

La entrada es gratuita pero se requiere inscribirse en https://www.healthmigration.org/seminar.

Más información en info@healthmigration.org

Nueva edición en Roma del Executive Master en Salud Global y Migración

By | Academia, Actualidad Idente | No Comments

El lunes 4 de febrero comenzó la séptima edición del Máster Ejecutivo en Salud Global y Migraciones, dentro del amplio campo de la Salud para las Migraciones, la Marginación y la Pobreza que la Fundación Idente para el estudio y la Investigación ofrece junto con Caritas Roma desde 1999. Después de algunos años de pausa, en enero de 2018 se retomó el máster, y tanto el año pasado como el actual ha sido muy bien acogido en toda Italia, ya que se han superado las expectativas numéricas. A continuación, las palabras que Luján González dirigió a los 56 participantes de esta edición al inicio de la misma.

Para la Fundación Idente de Estudio e Investigación es una verdadera alegría comenzar hoy esta séptima edición del máster en medicina de la marginación, la emigración y la pobreza, que ofrecemos junto con Caritas Roma y el Instituto Rielo para el Desarrollo Integral (Nueva York), con el patrocinio científico de la Sociedad Italiana de Medicina de la Migración.

Como se dice en el sitio web, y sin ninguna presunción, se trata del primer máster en Italia sobre el tema de los aspectos médicos y de salud social de la asistencia a los inmigrantes y a las personas que sufren traumas sociales.

Enfatizando la perspectiva en la que se sitúa esta propuesta, que es el paradigma de la Salud Global y los determinantes sociales de la salud, se analizarán las desigualdades que atraviesan nuestras sociedades y se propondrán herramientas operativas para combatirlas. Este año, como en la edición anterior, se centrará en particular en cuestiones relacionadas con la asistencia a los migrantes, los solicitantes de asilo y los refugiados.

No es casualidad que acciones formativas tan profundamente humanas y urgentes como ésta surjan del seno de la Iglesia y en un pontificado marcado por una sensibilidad muy fuerte hacia la migración y la movilidad humana en general a causa de los numerosos conflictos internacionales. De hecho, la semilla de este máster se remonta a principios de los años ochenta en Roma, cuando Fernando Rielo, fundador de los misioneros Identes y de la Fundación Idente para Estudios e Investigación, se introdujo en el caso de una familia de emigrantes caldeos (de Turquia) a Ostia y experimentó todos los problemas para acceder a la asistencia sanitaria mínima en comparación con el sistema de atención de salud de la población no preparada. Este caso desencadenará el proyecto de la primera clínica de salud gratuita en Italia para marginados y migrantes, en la estación Termini de Roma, desarrollada en colaboración con Caritas, y que conducirá, años más tarde, a este máster.

Esta preocupación por el derecho a la salud de los más pobres y excluidos es lo que también inspira al Instituto Rielo para el Desarrollo Integral a promover redes nacionales e internacionales para abordar el tema. Es el caso del Foro Permanente Mundial sobre Migración y Salud, creado en 2018, que los días 4 y 5 de marzo organizará en la Pontificia Universidad Lateranense un seminario con el título “Curar a los migrantes para sanar al mundo: Escenarios de futuro para la construcción de la paz” al cual están todos ustedes invitados.

Creo que en este máster dirigido a una población tan sensible y vulnerable, los tres últimos objetivos son muy importantes (los relativos a la antropología médica, las relaciones interpersonales y las competencias culturales) y estoy segura de que el enfoque desde una antropología integral como la que ofrece el humanismo cristiano les proporcionará las herramientas teóricas y metodológicas y la visión con la que serán capaces de abordar sus respectivas responsabilidades con el nivel técnico y humano adecuado. Con equipos humanos así preparados será posible no sólo hacer realidad el derecho universal a la salud, sino también contribuir de alguna manera y de forma progresiva a la reestructuración de los sistemas de salud basados en la dignidad de cada ser humano sin distinción de fronteras ni condiciones.

Les deseo, en nombre del Presidente de la Fundación Idente, el Padre Jesús Fernández, un año académico muy fructífero y les agradecemos la confianza que han depositado en nosotros. Todo el equipo, como ya estamos viendo, hará todo lo posible para satisfacer sus expectativas.

La política española Rocío López visita la misión idente de Yaounde e imparte la conferencia “Los cristianos en la vida pública”

By | Academia, África, Camerún | No Comments

El domingo 23 de diciembre, en el Centro Católico Universitario de la parroquia S. Pedro y S. Pablo de Soa, tuvo lugar una conferencia coloquio con la Doctora en Derecho, Doña Rocío López González, diputada del Congreso de los Diputados español en la X Legislatura, que ha sido la última Directora de la Fundación del Ministerio de Justicia español, “Pluralismo y Religiones”, y que se encontraba en Yaundé en visita privada. Los asistentes eran los universitarios de Derecho, Economía y Ciencia Políticas de la Universidad de Yaoundé II Soa.

El tema era, “El cristiano en la vida pública y la ética en la política”. Señaló cuatro puntos importantes:

  1. La honradez, el sentido de responsabilidad y uso eficaz, sobre todo, de los fondos públicos.
  2. Sensibilidad especial hacia los más desfavorecidos a la hora de tomar decisiones, medidas de ahorro, etc.
  3. Defender la vida, la familia, la dignidad humana.

La ideología de género, el relativismo,… se basan en falsas antropologías que parten de la negación de Dios.

Se ha demostrado y se demuestra que la familia constituye un medio de protección contra la pobreza, de ahí la importancia de su defensa.

  1. Saber defender los principios cristianos aunque sea contra posiciones del propio partido.

Es fundamental respetar la dignidad humana y el bien común.

Recordó a Sto. Tomás Moro, patrono de los políticos, ejemplo de fidelidad a los principios cristianos, con el precio de su carrera política y de su vida.

Los asistentes formularon algunas preguntas y la conferenciante respondió y compartió experiencias personales, indicando la importancia de la Misa dominical y de la oración para su vida personal y profesional. Animó a participar en el Parlamento Universal de la Juventud propuesto por Fernando Rielo, como medio de expresión y diálogo.

Los jóvenes recibieron el toque de la esperanza con respecto a la ética en la política, se sintieron honrados con esta visita. Muchas gracias a Rocío por este testimonio.

Motus Christi y JMJ de Panamá: Decir sí a Cristo ahora

By | Motus Christi | 4 Comments

La persona de María y su ‘fiat’ ha sido la gran protagonista de esta hermosa aventura del Motus Christi y de la JMJ de Panamá, que ha tenido como lema “He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra”. Aldea de María se llamaba la casa de retiros de Capira, a 75 km al oeste, donde celebramos el Motus Christi, y el “hágase en mi según tu palabra” ha centrado las catequesis y las palabras del Santo Padre durante toda la JMJ, además de cantarlo hasta la saciedad en el precioso himno de esta 34ª Jornada mundial.

El milagro de llevar un gran grupo de jóvenes, soñado por nuestro presidente, P. Jesús Fernández, y por nuestros superiores generales, P. Luis Casasús y María del Carmen García, se produjo. Asistieron 75 jóvenes de Bolivia, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Francia y México, acompañados por once misioneros y misioneras.

El Motus internacional se desarrolló en la localidad de Capira, a 75 km (unas dos horas de autobús) al este de la ciudad de Panamá, con la llegada de todos los grupos el día 16 de enero por la noche. Ya desde el gozoso encuentro en el aeropuerto de Tocumen se percibía el precioso ambiente de familia que viviríamos desde el primer día en el Motus.

No sólo la casa, de la comunidad Magnificat, era un lugar de recogimiento y silencio, sino que la misma estructura y espíritu del Motus fue introduciendo a todos los jóvenes en ese clima, incluso a los más desacostumbrados a ello. Fueron descubriendo con sorpresa que la santidad es posible y que vivirla en comunidad es la manera más bella y fructífera. En ese sentido, los testimonios de varios hermanos y hermanas, profesos y probantes, fueron momentos de mucha emoción para los jóvenes al ver cómo no hay un prototipo de santo ni circunstancias ideales sino que Cristo nos llama a todos en las situaciones más insospechadas.

Ha sido un momento de gracia, de mucha gracia, que ha tocado a todos. Cinco días que nos han parecido un poco de vida eterna, de cielo en este mundo. En sus diferentes momentos: charlas, oración personal, comunidades, comidas, ateneo se ha respirado un ambiente de comunión y de servicio que invitaba a volar mucho más alto y a sentir la presencia de Dios en cada uno.

Esta atmósfera de familia y de vida fraterna les ha sorprendido tanto que ha ayudado incluso a los más reservados a abrirse y a buscarnos a los hermanos y hermanas para hablar de su vida, de sus sueños y de su amor a Cristo.

El toque carismático, donde muchos expresaron su decisión de seguir a Cristo con todas las consecuencias, fue un hermoso broche de oro. Como muestra, uno de los jóvenes dijo algo que ilustra el sentir común de los participantes: “Yo antes de venir a la JMJ tenía ciertos proyectos, ideas, intenciones de cómo pasar esta experiencia, pero ahora, después de haber vivido estas jornadas del Motus, pienso que el viaje ha valido la pena solamente por el Motus.”

Con cierta tristeza por dejar el lugar y por terminarse una experiencia tan intensa, el lunes 21 en la mañana salimos hacia la ciudad de Panamá, pues al día siguiente comenzaba ya la JMJ. La organización de la misma nos había informado recientemente que nuestro grupo sería alojado en la Parroquia Cristo Hijo de Dios, en el barrio de Samaria, donde cada peregrino estaría viviendo en una familia. Aunque al principio pensamos que hubiera sido mejor estar todo el grupo unido, alojados en un colegio o en los salones de la parroquia, enseguida nos dimos cuenta de que vivir con familias era una bella oportunidad de conocer al pueblo panameño desde dentro y de comprender su profunda religiosidad y su espontánea amabilidad y alegría.

Por otro lado, la Providencia quiso que estuviéramos en un barrio, el de Samaria, con bastantes necesidades y carencias, para conocer no solo el lado turístico de la ciudad sino la realidad en la que viven muchos panameños. La pobreza, la falta de salubridad en las calles y en las casas y la marginación eran evidentes, pero lo compensaron la gran alegría y cariño con que nos acogió cada familia. Nos dieron de lo que no tenían, al más puro estilo evangélico. Nosotros no podíamos ser menos: decidimos asumir esas circunstancias como un momento de misión y de compartir con nuestras familias adoptivas toda la riqueza recibida en el Motus.

Los frutos no se hicieron esperar. La generosidad y fe los panameños nos hizo sentir como uno más de sus familias, creándose unos vínculos fuertes, que todos anhelamos que permanezcan. Y todo ello pese a que pasábamos casi todo el día fuera y los momentos de convivencia se limitaron a las noches y a las mañanas en el desayuno.

Uno de los jóvenes participantes manifestó que para él había sido una experiencia formativa, porque había visto la bondad y atención de las familias de acogida y porque había aprendido a valorar más lo que tenía, a ser más servicial y más atento a las necesidades de los de casa.

Desde los días 23 al 28 la jornada estaba llena con las actividades programadas por la JMJ, por la mañana y por la tarde.

A parte de la participación en los diferentes actos de la JMJ y la atención al stand de la ‘feria vocacional’, la jornada transcurría desplazándonos entre los escenarios de los actos, en una semana de calor húmedo intenso, más de lo normal según los mismos panameños. En resumen: horas caminando casi siempre al sol, horas de espera antes del inicio de los actos también al sol, horas de transporte y de espera en el metro… Éramos verdaderamente peregrinos dentro de la ciudad, viviendo todo con una alegría sobrenatural, como el resto de los miles de jóvenes que estaban allí. Fue también sorprendente cómo el Papa Francisco, es sus exigentes y tiernas palabras a los jóvenes, les dijo varias cosas que de alguna manera habían aparecido en el Motus: vencer la comodidad y el conformismo; vivir el amor incondicional del Padre; vivir el ahora de Dios y no el mientras tanto, y el ponerse a caminar en pos de Cristo sin detenerse, arriesgándolo todo como María.

Después de la misa celebrada por el Papa el domingo día 28, se dejó la tarde libre para que cada uno pudiera compartir con la familia que le acogió y también este tiempo fue muy hermoso para todos.

Contemplando ahora esta fuerte experiencia humana y espiritual, es evidente que la participación en la JMJ no era ciertamente para ‘ver al Papa’, a modo de un espectáculo, que seguramente lo habríamos visto mejor desde la televisión en casa, sino para vivir junto a Pedro, el vicario de Cristo, un peregrinaje hacia Cristo, con María, para vivir este gran Pentecostés junto con toda la iglesia universal, reunida en torno a su pastor.

Otro regalo de la Providencia fue el encuentro ‘casual’ en el aeropuerto con el Arzobispo de Panamá, Mons. José Domingo Ulloa. Fue el mismo día que partíamos todos a casa, el martes 29 de enero, cumpliéndose así el deseo de nuestro presidente, el P. Jesús Fernández, de que lo pudiéramos saludar, cosa realmente difícil durante los días con el Papa. Está claro que para Cristo nada es imposible. Al acercarnos a él, Mons. Ulloa nos identificó en seguida por la camiseta que llevábamos, con la palabra “identes” en grande, y nos transmitió la gran necesidad que los universitarios panameños tienen de nuestro carisma.

Ahora en cada lugar las misioneras y misioneros deberán estar atentos a los jóvenes que participaron en la JMJ para que el fuego que allá brilló no se vaya apagando, sino que, como decía el Papa Francisco, los jóvenes tomen decisiones ‘ahora’, no para después, y que digan ‘sí’ como María a la voluntad de Dios.

 

Noventa peregrinos identes en el Motus Christi y JMJ de Panamá

By | Eventos | No Comments

Con enorme esfuerzo y grandes dosis de creatividad apostólica, nuestros hermanos de Estados Unidos, México, Colombia, Ecuador, Bolivia y Francia han hecho posible el gran sueño de poder conformar un numerosos grupo de jóvenes que participarán en el Motus Christi Internacional y en la Jornada Mundial de la Juventud de Panamá.

El Motus Christi tendrá lugar del 17 al 20 de enero en una preciosa casa de retiros llamada Aldea de María, que está en Capira, a 75 km al oeste de la ciudad de Panamá y perteneciente al distrito de Panamá. El lugar tiene el bello signo de ser la sede de la Comunidad Magnificat, fundada bajo la espiritualidad de Medjugorje. Por tanto, María será la gran protectora de todo el retiro que se realizará allá. Probablemente, se participará en alguna de las actividades que las parroquias del lugar han planificado dentro de los llamados Días de la Diócesis, que siempre ateceden a cada JMJ. A la vez, se ha invitado a los jóvenes de la población de Capira, por lo que se esperar contar con la participación de alguno de ellos.

Desde el 21 al 28 de enero se estará en la ciudad de Panamá para participar en toda la programación de este 34ª Jornada Mundial de la Juventud, que será presidida por el Papa Francisco. Nuevamente María será la gran protagonista de nuestra estancia en Panamá puesto que esta JMJ se celebra bajo el lema “He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra”.

Las gracias no han dejado de caer en todo este recorrido de preparación de la JMJ y ahora en su ejecución dado que se ha logrado que todo el grupo idente esté alojado en la misma parroquia de Panamá, que lleva el providencial nombre de “Cristo Hijo de Dios”. Allí seremos alojados todos en familias, que nos están esperando con los brazos abiertos. Todo un lujo para una JMJ.

Contamos con la unidad y la intensa oración de toda la gran familia idente repartida por el mundo por los frutos, seguramente insospechados, que la Providencia tiene reservada para toda esta peregrinación idente, tanto los que están en Panamá como los que la vivirán místicamente desde cada rincón del mundo.

Se hará una gran cobertura de la JMJ en las redes sociales de Idente Youth y de Idente missionaries. El hashtag para que todos difundamos al máximo este hermoso acontecimiendo de la Iglesia será #JMJidente2019