Participación de los misioneros identes en la visita del Papa Francisco a Tailandia

Desde el 23 al 26 de noviembre pasados Tailandia tuvo la bendición recibir al Santo Padre en su visita apostólica a dicho país. Los misioneros y las misioneras identes participamos en las diferentes actividades. El día 24 tuvo lugar una misa multitudinaria en el estadio nacional a donde llegaron personas de toda Tailandia y también de países vecinos. Allí estuvimos formando parte de un momento muy emotivo tanto para los que estábamos presentes como para los que lo seguimos a través de la televisión. El Papa Francisco nos invito a ser discípulos misioneros de Cristo para ir a esos hermanos que forman parte del banquete pero que aún faltan a su mesa. Justo ese día, con ocasión de esta visita papal fuimos entrevistados (Maria Angeles y Cristina, la Superiora Provincial y la Delegada de Bangkok) por radio COPE y por un periódico español religioso, lo que fue ocasión de poder hablar de nuestra misión.
Al día siguiente, asistimos al Encuentro Interreligioso celebrado en la Universidad de Chulalongkorn (universidad donde los misioneros hemos impartido clases) Se dieron cita los máximos representantes cristianos y de diferentes religiones en espíritu de unidad. El Santo Padre en su bellísimo discurso hizo una llamada a mejorar la realidad social y cuidar la creación, y para ello, la llamada a  crecer en el diálogo para un mayor entendimiento y valoración mutua.
El viernes 23 asistieron a la Santa Misa con los jóvenes procedentes de las 11 diócesis de Tailandia.  Nuestros hermanos Thinakon y Yotsaya,  habían salido el día anterior hacia Bangkok con el grupo de jóvenes de la diócesis de Chiangmai. Nuestra hermana Cristina, Delegada Territorial,  también estuvo presente en las actividades del día enseñando a los jóvenes frases en español  para corear en el momento del recibimiento. Se realizaron en un ambiente festivo y todos tuvieron la alegría de ver pasar de cerca al Papa Francisco. Con esta visita nos sentimos fortalecidos por las palabras del Santo Padre, por su presencia, y con nuevo entusiasmo para seguir a Cristo en medio de una sociedad donde los católicos son minoría.
El pueblo tailandés se mostró honrado por la visita de Santo Padre, los católicos y también los budistas, que lo recibieron como una bendición para su país.  Además, este viaje apostólico estuvo marcado por los detalles, el Papa Francisco es el Papa de los detalles, su mirada, sus gestos cercanos a las personas capaces de conmover a los tailandeses, católicos o budistas.

Deja un comentario