Category

Filipinas

Padre, te escucho

By | Asia, Fernando Rielo, Filipinas | No Comments

Las misioneras identes en Filipinas celebramos el 14 aniversario del tránsito de nuestro amado padre Fundador al cielo el domingo 9 de diciembre de 2018, con una misa que estuvo presidida por el P. Tomy Mundankunnel, sacerdote claretiano, nativo de Kannur y amigo nuestro.
El P. Tomy enfatizó en su homilía las experiencias místicas vividas por nuestro Padre Fundador desde muy temprana edad y que la forma de expresarlo en sus poemas es única porque hablan de su constante comunión con nuestro Padre Celestial.
Destacó que para Fernando Rielo el significado de sufrimiento tenía una dimensión distinta a la que normalmente se entiende hoy, desde un sentido negativo. Para el Fundador de los misioneros identes estar físicamente lejos de nuestro Padre Celestial era su mayor sufrimiento desde su niñez. Su sufrimiento estaba unido al sufrimiento de Cristo. Dijo que el sufrimiento tiene un valor redentor y por ello es muy importante vivirlo de esa forma en nuestra vida, en la vida familiar. El sufrimiento de Cristo, su sacrificio nos da vida. Y es así como lo entendió Fernando Rielo y por eso pudo llegar a los demás. Así como él, debemos ser corredentores unos de otros, haciendo y dando todo lo que es posible por nuestra parte para hacer que los demás estén alegres y felices, en otras palabras, dar la vida por ellos.
Señaló también que nuestra experiencia de Dios debe manifestarse de forma activa: llegar a los demás y compartir con ellos, partiendo de que todos somos hijos de nuestro Padre Celestial, unidos a Él a través de Cristo, su Unigénito Hijo.
Concluyó su homilía subrayando que el trabajo que realizan los misioneros identes es un compromiso de amor y que “no es posible ayudar a los demás sin ser movido por un constante amor y una comunión con Dios”. Además, se unió a la súplica de todos sus hijos para que la Iglesia reconozca la riqueza de la vida mística de Fernando Rielo y del carisma idente así como la iniciación del proceso de su canonización.
A continuación, se proyectó el video “Sed Santos”, culminando con un almuerzo en un ambiente muy familiar. Nos acompañaron en esta importante celebración varios miembros de la Familia Idente, jóvenes del Parlamento Universal de la Juventud, Voluntariado Idente y amigos de nuestra Institución.
Finalizamos este nuevo aniversario con inmensa gratitud a nuestro Padre Celeste por la vida de nuestro amado Padre Fundador y con la súplica de que nuestra oración y nuestra vida sean como él nos enseñó: “Sabed que toda la oración de este mundo se resume en una sola palabra: Padre, te escucho”.

“Sigo esperando… y sueño”

By | Filipinas, Sin categorizar | No Comments

Conocimos a este niño durante el taller del Parlamento Universal de la Juventud el 25 de noviembre de 2018. El tema de este taller fue “conociendo nuestra identidad como hijos de Dios a través de la oración.”

Una cosa que me impresionó de este chico fue su sonrisa auténtica. Le pregunté “¿De dónde te viene esa sonrisa?” Y enseguida señaló hacia el cielo. Es evidente que todas las cosas hermosas de este mundo vienen de nuestro Padre Celestial.  

Continuamos con nuestra conversación.

PUJ: ¿Cuánto tiempo llevas en este centro de chicos de la calle?

Niño: 2 años (ahora, tiene 11 años)

PUJ: ¿Han venido alguna vez tus padres a visitarte?

Niño: No

PUJ: ¿Qué haces cuando echas de menos a tus padres?

Niño: Rezo por ellos.

PUJ: Te voy a contar un secreto que lo puedes hacer realidad cada vez que reces.

Niño: ¿Qué es? (con ojos de asombro)

PUJ: Cuando reces, ofrece esa nostalgia por tus padres. ¿Sabes qué significa ofrecer?

Niño: ¿Ofrecer? Es algo que tú das.

PUJ: Sí, así es. Lo ofreces a Cristo. No lo lleves solo. Entrégale a ÉL. Te sentirás mejor si haces eso.

Niño: Parece algo mágico porque justamente eso lo he vivido esta mañana. Echaba de menos a mis padres, entonces me puse a rezar y sentí alegría en mi corazón. Me puse feliz otra vez.

PUJ: Tu vida es una oración. Entonces, cada vez que veas aquí en este centro a un chico que esta triste, háblale y dale esperanza. Dile que cuando escuchamos las cosas de este mundo y a nosotros mismos, nos sentiremos más tristes. Es mucho mejor mirar a Cristo, nuestro Hermano Divino. Cuando estamos tristes el enemigo está feliz porque quiere que seamos miserables. Si estamos felices, estamos dando la victoria a Cristo.  

Bueno, entonces ¿qué vas a compartir ahora, con los niños de aquí cuando hables con ellos?

Niño: Compartiré con ellos lo que he oído de ti.

Inmediatamente entusiasmó a sus dos amigos y les dijo que ofrezcan su dolor cada vez que ellos echen de menos a las personas que aman. Nos sorprendió ver que sus dos amigos le escuchaban atentamente.   Es verdad que cuando compartimos nuestras experiencias místicas, la gente nos escucha. Fue un gran testimonio de amor.

Continuamos conversando con este niño…

PUJ: ¿Cuál es tu sueño para cuando seas mayor?

Niño: Quiero ser sacerdote. (Esperábamos que dijera, “Quiero ser un doctor, un ingeniero, un arquitecto…”)

PUJ: ¡Oh! ¿Por qué quieres ser sacerdote?

Niño: Quiero entregar mi vida a Cristo. El mejor regalo que puedo darle a Él es mi vida.

PUJ: Rezaremos por ti, y por favor, reza también por nosotros

El niño estaba muy feliz de haber conversado con nosotros. Y con sentido del humor añadió: “No te preocupes, no soy olvidadizo, guardaré todo en mi corazón.”

Nos despedimos de él dejándole con una gran sonrisa en su rostro. No estamos seguros si le volveremos a ver, pero tenemos la certeza de que compartimos algo que él puede llevarlo consigo a lo largo de su vida, y ese es ¡Cristo!

“Yo estaba en la cárcel y tú viniste a verme.” en la  Familia Idente de Filipinas

By | Filipinas | 2 Comments

La  Familia Idente de Filipinas visitó una de las cárceles de mujeres de Quezon City, el 9 de abril de 2018. Fueron allí con el propósito de presentar una obra sobre la resurrección de Cristo. No llevaron comida ni ropa  para los reclusos como usualmente  lo hacen otras instituciones benéficas. Llevaron la esperanza de Cristo a través de una representación y  de las historias que compartieron con los presos. También les entregaron tarjetas de Pascua personalizadas y hechas a mano por los mismos miembros de la Familia Idente.

Los presos se conmovieron al  leer los mensajes que contenían las tarjetas; un sentimiento parecido experimentó la Familia Idente  a tal punto de que no querían marcharse de la cárcel  sin escuchar la  historia de cada uno de los presos  y el motivo por el que ellos estaban allí.

Fue una experiencia desgarradora, ver a las mujeres más jóvenes no poder perseguir sus sueños, ya que se encuentran  tras las rejas debido a las opciones que eligieron en su vida. Estos reclusos reflexionaron en las consecuencias de la mala utilización de su libre albedrío. Poco a poco están empezando a seguir un camino recto, ya que pasan sus días en la cárcel.

Uno de los miembros de la Familia Idente se dio cuenta de que  nuestros errores no nos definen sino  que somos la suma del amor inmenso de nuestro Padre Celestial. Otro miembro comentó: “Es importante que permanezcamos en el amor de nuestro Padre Celestial, a pesar de las dificultades que estemos atravesando. Cuanto más permanezcamos en Su amor, más nos convertiremos en sus hijos”. Ella estaba muy agradecida de haber hecho una visita como esta. Pudo experimentar personalmente lo que significa ser un instrumento del amor de Dios, compartiendo con los presos la esperanza  que  sólo se puede obtener de Cristo. No sólo los presos  se sintieron bendecidos, también los miembros de la Familia Idente. Reflexionaron en que el mejor regalo que pueden dar a los demás es Cristo, y que el  mayor milagro no es obtener la libertad sino conocer a Dios.

En el Evangelio de Juan, Cristo dice: “Aquel de vosotros que esté sin pecado, que arroje la primera piedra”. Esto  nos recuerda que Cristo no condena a los pecadores. No condenó a la mujer que había sido sorprendida en adulterio sino más bien le dio un cometido: no pecar más. Cuando la Familia Idente terminó la visita a la cárcel, compartieron sus opiniones personales y reflexionaron en que debían pedirle una gracia a Dios para que nuestros hermanos que están en la cárcel no vuelvan a sus antiguos hábitos y también aseguraron  a cada preso que estarían orando continuamente por la conversión de su corazón. Un corazón libre, libre de elegir  la voluntad de Dios.

Profundamente amados por nuestro Padre Celeste

By | Asia, Filipinas | No Comments

Profundamente amados por nuestro Padre Celeste es como nos sentimos los misioneros y misioneras identes de la Provincia de Filipinas a través de la vida de Fernando Rielo, nuestro fundador al conmemorar el XIII aniversario de su tránsito al hogar de nuestro Padre Celeste.
Las celebraciones se iniciaron el día 9 de diciembre con la lectura y reflexión del Claustro escrito por nuestro Presidente, P. Jesús Fernández Hernández. Sus palabras fueron de una gran edificación.
Al día siguiente, el domingo 10 de diciembre a las 14:30, se celebró una Misa solemne en nuestra residencia, en la que participaron miembros de la Familia Idente con sus familiares, jóvenes del Parlamento Universal de la Juventud, del Voluntariado Idente, estudiantes de la universidad “Our Lady of Fatima”, donde somos responsables de la Pastoral Universitaria y el grupo más joven, nuestros niños que forman parte del Catecumenado Idente y Juventud Idente. Asistieron aproximadamente unas 90 personas.

La misa fue celebrada por el padre Felix Gatchalian y concelebrada por el padre Allan Caermare, dos sacerdotes muy amigos de nuestra Institución en Manila. El padre Félix destacó en su homilía tres momentos muy importantes en la vida de Fernando Rielo: el primero, su profunda intimidad con Dios desde su niñez y su vida de oración que, a ejemplo de María, Dios estaba preparando toda su persona desde el comienzo hasta el fin para poder cumplir la misión que más tarde le confiaría y que esto solo es posible por la gracia de Dios. El segundo momento, la respuesta de Fernando Rielo a la misión recibida aún en medio de las tribulaciones. Es una respuesta que viene de saber escuchar a Dios. No fue un sí expresado solo con palabras sino con toda su vida, su mente, su corazón y su espíritu, una respuesta hasta la muerte. Y el tercer momento, su sufrimiento, su enfermedad, el testimonio de su vida llena de pruebas pero al mismo tiempo de fidelidad.
La vida de Fernando Rielo traducida en la vida de cada uno de nosotros, dijo, nos anima a estar preparados para poder afrontar cada momento con obediencia y fidelidad a Dios y si somos fieles seremos fructíferos como él. Fernando Rielo -finalizó diciendo- se dedicó, incansable, y especialmente entre los jóvenes y la defensa de la fe, a la apologética con los intelectuales y, todo ello en el marco del mandamiento de la Santidad para que todos seamos santos. Esta es la razón por la que los Misioneros Identes están presentes en Filipinas por lo cual tenemos que orar siempre por ellos.
Seguidamente, al terminar la misa, tuvimos la oportunidad de compartir nuestros talentos artísticos a través del Ateneo. Niños, jóvenes y no tan jóvenes entregaron su mejor esfuerzo y entusiasmo en sus presentaciones que deleitaron a todos los asistentes.
Finalizo el día compartiendo una merienda-cena.
A imitación de Fernando Rielo, anhelamos como él complacer cada instante a nuestro Padre Celestial y hacer felices a los demás con la certeza de que “tan solo pronunciar la palabra Padre producirá en nosotros una inmensa ternura.”

 

No estamos caminando solos

By | Asia, Filipinas, Sin categorizar | One Comment

“No estamos caminando solos”, con esta certeza en nuestro corazón regresamos los jóvenes voluntarios identes de una excursión que realizamos el pasado 29 de octubre a Regina Rosarii, un santuario Mariano ubicado en la ciudad de Rizal, muy característico porque tiene una gigantesca estatua de Nuestra Señora del Rosario y en cuyo interior hay una Iglesia y una Capilla de Adoración a la Eucaristía.

Todos disfrutamos grandemente de la paz de la naturaleza pero más que una excursión fue una peregrinación sobre todo porque tuvimos la oportunidad -como dice nuestro amado padre Fundador- de “hacer turismo en nuestra alma” y reconocer cuánto nos ama nuestro Padre Celeste a través de nuestra Madre María. Muy significativo es el hecho de que aquí en Filipinas le llamamos “Mama Mary”. Descubrimos que la presencia de María en nuestra vida es esencial. Es Ella quien camina con nosotros para conducirnos a Cristo. Es Ella quien nos acompaña en nuestro anhelo de santidad.

Al final de esta excursión una de las voluntarias comentó: “durante esta peregrinación comprendí que nuestra Madre nos cubre a todos con su maternidad divina todo el tiempo. Sentí la ternura de su amor y su esperanza en nosotros a pesar de haber ofendido varias veces a Cristo y a nuestro Padre Celestial. Fue muy especial porque entendí que Ella cuida de mis heridas que un día con la gracia de Dios desaparecerán”.

 

 

Ser Madres Santas: una iniciativa para madres en Filipinas

By | Filipinas, Sin categorizar | 2 Comments

“Sé una madre santa” Con este ideal de ser santos, las Misioneras Identes de Filipinas empezaron este mes de octubre una serie de encuentros para madres con el títolo de “Sé una madre santa”. Las participantes fueron las madres de los niños que asisten a nuestro programa de voluntariado en un barrio marginal de Manila. El objetivo de estas reuniones es ayudarles a vivir una relación íntima con nuestro Padre Celeste para que crezcan en una fe expresada en la vida cotidiana, a través del Evangelio, la Eucaristía y la Oración. Esta actividad es posible gracias al trabajo en equipo de miembros de la Familia Idente, voluntarias y misioneras.

 

 

 

Votos de dos misioneras identes en Filipinas

By | Actualidad Idente, Asia, Filipinas | No Comments

El pasado 18 de febrero tuvo lugar en Manila (Filipinas) la profesión de votos temporales de dos misioneras identes de dicho país: Abby Vizcarra y Rosemarie A. Tapon. Este hecho representa uno de los momentos más importantes de la visita a Manila del Presidente del Instituto Id y de la Superiora General, P. Jesús Fernández y María del Carmen García Viyuela respectivamente. En dicha visita, del 7 al 19 de febrero, tuvieron una intensa agenda de encuentros con la comunidad idente de Manila y con la Familia Idente constituida por numerosos niños, jóvenes y adultos, a quienes impartieron charlas espirituales que suscitaron el deseo de conversión y de seguir a Cristo.

A continuación transcribimos el testimonio de las dos misioneras filipinas que profesaron y que intervinieron durante su ceremonia de votos.

Fragmento del testimonio de Abby Vizcarra

Quisiera agradecer a mi Padre Celestial porque un día entendí que Él me soñaba. Que me creό para grandes cosas, mucho más grandes que aquellas cosas que yo había planeado. Gracias a Él, en Su providencia, encontré a la Institución de las misioneras y misioneros identes. Y gracias a nuestro padre Fundador, Fernando Rielo, por su fidelidad al carisma que ha recibido. A través de sus lecciones, me ha sido posible ver claramente el sueño que mi Padre Celestial tiene para mí: Ser santa, ser una santa. Entiendo lo que soñar: Es cumplir los planes que mi Padre Celestial tiene para mí y para la Humanidad. Tengo claridad sobre lo que debo buscar en esta vida – ser más, y nunca menos. La generosidad de nuestro padre Fundador ha hecho eco de la palabras de nuestro Padre Celestial: “Se santo, como Yo, tu Padre Celestial, soy santo.” Este momento de gran gracia, cuando hago mi profesión de votos para consagrar mi vida a Cristo es mi respuesta tierna a Su llamada. Esta es la afirmación de mi amor a Él con mi cada día.

Fragmento del testimonio de Rosemarie A. Tapon

Somos todos invitados por Cristo a amarle y a seguirle. La cuestión es cuánto amor tienes para Cristo, y cuánto deseas seguirle. Cuando descubrí que el amor que busco ES Cristo mismo, me encontré con una gran sed y deseo de ofrecer toda mi vida a Él, pero no es solo para mí, sino para todas las personas con quienes me encuentro, que han sido confiadas a mi por Cristo. Cristo me ha traído a una vida mucho más grande de la que yo esperaba. Descubrí la grandeza y la santidad de nuestro Padre Celestial, y que podemos ser santos, ser santos como Él es santo, y eso es posible solo a través de una vida que sigue a Cristo, abandonando a nuestro amor propio. Quisiera dar mi profunda gratitud a nuestro padre Fundador, Fernando Rielo, quien es la persona que ha hecho posible nuestra celebración hoy. Es un gran hombre que ha dado toda su vida, su fuerza y su amor para hacer posible esta Institución de los misioneros identes. A nuestro Presidente y a nuestra Superiora General, gracias de todo corazón por vuestra confianza y amor que nos dais. A mi familia, mi hermano y mi padre, gracias por vuestro amor, apoyo y aceptación. Gracias especiales a mi amada madre, que hace tres días fuiste al cielo, y ahora estas gozando de la presencia de nuestro padre Celestial; gracias por tu amor afectuoso y tu tutela. Puedo decir que mis votos hoy son fruto de todas las personas que me han acompañado, con su oración por mí.