Gran alegría en París por la profesión perpetua de la misionera idente Gabrielle Villetard

By 10 diciembre, 2017septiembre 13th, 2018Actualidad Idente, Europa, Francia/Bélgica

¡La entrada en el Adviento ha sido rica en gracias para los misioneros identes de Francia! Nuestra hermana Gabrielle Villetard hizo sus votos perpetuos en la Iglesia de Santa Isabel de Hungría en Versalles el sábado 2 de diciembre, y nuestra hermana Estelle Grégoire fue recibida oficialmente como miembro de vida común en el Instituto el 3 de diciembre, durante la misa dominical de Saint-Pierre-de-Montmartre, parroquia confiada a los misioneros identès. Nuestras dos hermanas contaron con la presencia de sus familias y seres queridos.

Hemos recibido con inmensa alegría a nuestro Presidente, el P. Jesús FERNÁNDEZ HERNÁNDEZ, y a nuestra Superiora General, María del Carmen García Viyuela. Recién regresados de la fundación de Chile, se unieron a nosotros en París, pasando del fuerte calor de América Latina al frío invernal de ese mes de diciembre en Francia, ¡sin apartarse nunca del entusiasmo que conocemos!

El sábado 2 de diciembre, es a través de sus voces y sus instrumentos que los jóvenes de la capellanía estudiante de Versalles, así como otros jóvenes amigos, animaron la misa durante la cual nuestra hermana Gabrielle profesó sus votos perpetuos. El Obispo S.E. Eric AUMONIER, Obispo de Versalles, nos hizo el honor y la amistad de presidir esta celebración. Recordó cómo conoció a las misioneras identes cuando aún era obispo auxiliar de París. Una vez nombrado obispo de Versalles, deseó que otras hermanas pudieran estar presentes en el obispado para encargarse de la acogida de las personas y orar con él. Dos de nuestras hermanas han estado allí desde 2005. El obispo tuvo la alegría de reconocer en la asistencia la diversidad de rostros de su diócesis. En su homilía destacó la profundidad de la consagración religiosa, que está arraigada en el bautismo:

“Vuestro fundador, Fernando Rielo, estaba como magnetizado por la palabra de Dios, ‘sé santo como yo soy santo’, una palabra reiterada por Jesús: ‘sé perfecto como tu Padre celestial es perfecto’. Esta palabra ha sonado en su ser como una petición, un mandamiento paterno […] de vivir en esta tierra como una hija de Dios consagrada a Él para siempre. […] La consagración de su vida nos recuerda toda la belleza y la verdad de nuestra propia consagración en el día de nuestro bautismo. Nos estimula en nuestra vida como hijos e hijas de Dios que todos están llamados a vivir intensamente de ahora en adelante. La consagración nos da el don de ver, a través de su humilde don, cuál es nuestra propia vocación definitiva, la comunión gozosa con Dios. ¡Lo olvidamos tan a menudo, tan cogidos que estamos por las preocupaciones inmediatas, de lo más fútil a lo más importante! Vuestra vocación os impulsa a compartir la alegría en esta tierra y hace de vosotros “enviados” (Identes) en misión. Y si al menos por un tiempo estáis estables en vuestro país, o en otro país que no sea el vuestro, estáis moviéndoos por la oración, por la disponibilidad, por la participación en la misión de toda la Iglesia en todo el mundo .”

El P. Jesús FERNÁNDEZ HERNÁNDEZ agradeció calorosamente al Obispo AUMONIER y al Padre Yann LE LAY, párroco de Santa Isabel, por la generosidad de su acogida. Luego dirigió algunas palabras a nuestra hermana, invitándola a unir la firmeza a la dulzura, a cultivar la gratitud -porque un corazón agradecido siempre piensa bien de los demás, no puede pensar mal- y a vivir la honestidad, la transparencia frente a Dios, a los demás y a uno mismo.

El domingo 3 de diciembre, durante la misa de la parroquia, nuestra hermana Estelle presentó su petición oficial para ingresar a nuestra comunidad. Nuestra joven hermana divide su tiempo entre su profesión de médico y su presencia en la parroquia de Saint-Pierre-de-Montmartre, donde ofrece su dinamismo y su alegría apostólica al servicio de los niños del catecismo, los jóvenes de la capellanía y en la animación litúrgica.

La personas estuvieron conmovidas por la belleza de las celebraciones con un honda impresión de amor y de la presencia de Cristo entre nosotros. Una alegría sobrenatural nos ha unido para compartir en familia, en Iglesia, el compromiso de nuestras hermanas.

Deja un comentario