Evangelio del 21 de Abril

 

“Yo soy el pan de Vida.

 

Evangelio según San Juan 6,35-40

Jesús dijo a la gente: “Yo soy el pan de Vida. El que viene a mí jamás tendrá hambre; el que cree en mí jamás tendrá sed. Pero ya les he dicho: ustedes me han visto y sin embargo no creen. Todo lo que me da el Padre viene a mí, y al que venga a mí yo no lo rechazaré, porque he bajado del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la de aquel que me envió. La voluntad del que me ha enviado es que yo no pierda nada de lo que él me dio, sino que lo resucite en el último día. Esta es la voluntad de mi Padre: que el que ve al Hijo y cree en él, tenga Vida eterna y que yo lo resucite en el último día”.


SOS Evangelio: claves de lectura

El Señor vino a dar vida al mundo y lo hace siempre de una manera que desafía la estrechez de nuestros cálculos, la mediocridad de nuestras expectativas y la superficialidad de nuestros intelectualismos; cuestiona nuestros puntos de vista y nuestras certezas, invitándonos a pasar a un nuevo horizonte que dé cabida a una manera diferente de construir la realidad. Él es el Pan vivo que bajó del cielo, “el que venga a mí no tendrá hambre, y el que crea en mí no tendrá sed”.
Bergoglio (Papa Francisco), El Evangelio del discípulo que vio y creyó (Edición en italiano) . Ediciones San Pablo. Edición Kindle.
La Eucaristía es Jesús mismo entregándose por completo a nosotros. Alimentarse de ese “Pan de Vida” significa entrar en armonía con el corazón de Cristo, asimilar sus opciones, sus pensamientos, su comportamiento. Significa entrar en un dinamismo de amor y convertirse en personas de paz, personas de perdón, de reconciliación, de compartir en solidaridad. El cielo comienza precisamente en esta comunión con Jesús.
PAPA FRANCISCO, ÁNGELUS, Plaza de San Pedro, Domingo 16 de agosto de 2015
Para leer más: http://www.vatican.va/content/francesco/es/angelus/2015/documents/papa-francesco_angelus_20150816.html
[Acerca del texto publicado en este espacio, quedamos a disposición para su eliminación inmediata, si su presencia no fuese apreciada por quien tiene los derechos].

 

Deja un comentario