Ordenación diaconal de nuestro hermano Roland Paul Pereira

By 22 octubre, 2019octubre 28th, 2019Actualidad Idente, EE.UU., Norteamérica

“Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos..” [Mc 10:45]

El domingo, 13 de octubre, su Excelencia John O. Barres, obispo de la diócesis de Rockville Center, visitó la iglesia de Nuestra Señora de Loreto para celebrar la santa misa y ordenar a nuestro hermano Roland Paul Pereira al diaconado. Más de 1,000 personas llenaron la iglesia, incluyendo los parientes de Roland y jóvenes de la Juventud Idente. También presentes en la ceremonia estaban el Procurador General, Fernando Real; los Superiores Provinciales de EE.UU., Robert Badillo y Elaine Schenk; el Rector del seminario archidiocesano, Monseñor Peter Vaccari; y los compañeros de Roland del Seminario de San José.

En su homilía, el Procurador General habló sobre la gratitud, enfatizando que no solamente es una forma de educación, una cortesía social, ni siquiera algo que surja por nuestra propia cuenta, sino una gracia que solamente nuestro Padre Celestial nos puede dar para poder regresar a Él y de verdad apreciarle en cada uno de nuestros hermanos y hermanas. El Procurador General agradeció a Roland su servicio en la parroquia de Nuestra Señora de Loreto y por el testimonio que él da a la juventud con su vocación.

Antes de impartir la bendición, Mons. Barres también expresó su gratitud a los Misioneros y Misioneras Identes, señalando su papel importante en la evangelización católica en la iglesia de Nuestra Señora de Loreto y en Long Island. Luego, animó a la congregación a unirse con él para dar las gracias a los Misioneros Identes con un fuerte aplauso. Considerando las contribuciones del nuevo canonizado San John Henry Cardinal Newman, el Obispo dijo que este día era un momento especial en la historia de la Iglesia. Este santo representa una señal de los tiempos de hoy y su vida resultará en explosiones volcánicas de conversiones a la Iglesia católica, y de personas que regresan a ella. Después pidió la intercesión del santo, para que Roland sea un instrumento de conversión y regreso a la Iglesia por su ministerio diario.

Posteriormente, una gran recepción tuvo lugar en el auditorio del Centro de Formación San Óscar Romero. Muchos se reunieron para felicitar personalmente a nuestro querido hermano y nuevo diácono, incluyendo aquellos que han viajado lejos desde otras parroquias identes del Bronx y Brentwood. Todos los que asistieron fueron conmovidos por el testimonio de la vocación de Roland.

Deja un comentario