Camerún, treinta años de misión

By 22 febrero, 2017noviembre 25th, 2017África, Camerún, Id por todo el mundo

Por Anne Daban, misionera idente

La misión idente en Camerún comenzó el 25 de junio de 1988. El arzobispo de Yaoundé, S.E. Monseñor Jean Zoa, había solicitado la llegada de misioneros identes tras haber tenido noticia de su existencia por los hermanos Jacquard, sacerdotes franceses que trabajaban en fabricar prótesis, sobre todo, para enfermos de lepra, en Camerún y en otros países. Éstos habían conocido a la joven doctora Anne Daban, que había trabajado como voluntaria con los misioneros identes en la selva amazónica peruana, en San Pablo de Loreto. Concretamente, con las doctoras Mª del Carmen Orts y Mª del Pilar Bandrés.

El 22 de junio de 1988, Fernando Rielo despedía en Madrid a los primeros misioneros destinados a Camerún, entre ellos, Anne Daban y Montserrat Serra Renom, con emocionadas palabras: “Sed apóstoles de África, misioneros de toda África”.

A su llegada al aeropuerto de Douala, S.E. Monseñor Zoa les estaba esperando para conducirles en su coche a Yaoundé. Desde el primer momento experimentaron su delicadeza y preocupación paternal por cada uno de ellos así como su identificación con el carisma idente pues repetía: “todos somos itinerantes”.

Los misioneros identes fueron instalados en la Parroquia Ste. Marie Médiatrice, segunda parroquia de Yaoundé, creada en 1932 por misioneros franceses. Al principio vivieron con tres sacerdotes cameruneses, lo que les ayudó a conocer de cerca su visión y su experiencia pastoral frente a la tradición africana y las costumbres. Ellos les aconsejaron tomar el tiempo necesario para aprender a conocer la mentalidad. “Tomar su tiempo” es un concepto muy presente en la sabiduría africana. Tiempo para observar, tiempo para escuchar, tiempo para hablar, tiempo para reflexionar… Las palabras del Fundador, “mirar África con la pupila del amor”, también les ayudaron a entrar en un mundo totalmente nuevo para ellos.

La evangelización de Camerún había comenzado en 1890 con los Padres Palotinos alemanes. A partir del ofrecimiento de estas tierras a María, como Reina de los Apóstoles, en la festividad de la Inmaculada Concepción de María de 1890, la evangelización había tomado fuerza entre la población. Así pues, en 1990 se celebró el Primer Centenario de la evangelización y se vivió un nuevo impulso apostólico. Para clausurar este aniversario, el 8 de diciembre de 1991 fue coronada María como Reina de los Apóstoles y Patrona de Camerún, volviendo a confiarle el país a Ella.

En este providencial contexto histórico llegaron este primer grupo de hermanos y hermanas identes que empezaron a dedicarse de lleno a la parroquia encomendada. Además de ello, las misioneras también trabajaron en el campo de la salud y de la enseñanza con clases en el Seminario menor y en escuelas católicas.

El 20 de enero de 1993, y con la presencia del Superior General de los misioneros identes, P. Luis Casasús, S.E. Monseñor Zoa ordenó sacerdote a Enrique Guedeja, misionero idente español, que había llegado a esta misión en 1989. Poco después, en 1990, llegó el también español José Manuel Conde, sacerdote idente, que fue párroco durante varios años.

Ordenación sacerdotal de Enrique Guedeja, por parte de Mons. Jean Zoa, el 20-1-1993 en Yaoundé

Otro hito histórico fue el reconocimiento jurídico de la Institución ante el Estado de Camerún, en 1998, al mismo tiempo que se celebraba el funeral de S.E. Monseñor Jean Zoa, viendo en ello un signo de su intercesión.

Tras la visita del Presidente de la Institución idente, P. Jesús Fernández Hernández, y de la Superiora General de las misioneras identes, Mª del Carmen García Viyuela, la misión se vio reforzada con la llegada del sacerdote español Efrén Blanco (1994) y de la misionera ecuatoriana Bertha Caiza (1995).

En 1996 se abrió la fundación de Chad, segunda fundación idente de África. Se cumplían las palabras del Fundador: “La fundación de Camerún será la puerta de África para nuevas fundaciones”. José Manuel Ballesteros, médico y sacerdote, Acisclo Díaz, sacerdote, y algunos meses después, Paul Alexandre, llegaron a Yaoundé con destino el Chad. Después se incorporaron a la misión del Tchad Justo de la Fuente, médico, en 1997, y las misioneras Mª Lourdes Real, Mª Carmen Díaz y Haydée Alvarez en 1999.

 

El sucesor de Mons. Zoa, Mons. André Wouking, autorizó la construcción de las dos casas de formación, para misioneros y misioneras, con sendos centros polivalentes para los jóvenes. Vimos en ello la intercesión de aquél que nos había abierto su diócesis y había sido un pastor y un padre para nosotros.

En el año 2000 se confía al Instituto Id misioneras y misioneros identes la Parroquia de la Ste. Famille d’Elig-Assiga, al dividirse la gran parroquia de Ste. Marie Médiatrice en tres parroquias. A la vez, era evidente la bendición de nuestro Padre Celestial hacia nuestro amado Fundador y su amor por la juventud, a través de la expansión rápida de la Juventud Idente.

Se había creado un centro de Corte y Confección en la parroquia Ste. Marie Médiatrice, el cual continuó en el Centro Polivalente de las misioneras. Actualmente se realiza también la alfabetización de mujeres y jóvenes. Es un centro femenino para ayudar en la formación profesional de jóvenes de bajos recursos económicos. Por su parte, la comunidad de misioneros identes ofrecían talleres de electricidad y carpintería para los chicos en los locales de la parroquia, primero, y en el centro polivalente, después.

En 2008 llegaron desde Chad, al cerrarse la fundación por el momento, Justo de la Fuente y Mª Lourdes Real, con el fin de incorporarse a la nueva misión confiada por el entonces arzobispo de Yaounde, S.E. Mons. Tonye Bakot: el Centro Católico Universitario de la Universidad de Yaundé II, creado por los PP. Jesuitas. Dicho centro se convertía en parroquia universitaria y se confiaba a los misioneros identes. Providencialmente, el decreto tenía fecha de 25 de junio de 2008, ¡vigésimo aniversario de la llegada de los primeros misioneros identes a Camerún!

En junio de 2009 un grupo de más de 30 personas participó en la Peregrinación a Roma, con ocasión del 50º Aniversario de la Institución. Amigos de los misioneros identes y feligreses de las parroquias nos acompañaron y fueron motivo de edificación y de comunión para los demás, por su alegría y piedad. Fueron unos días inolvidables, de gracia y de felicidad para todos. Todavía continúa el lazo en torno al seis de diciembre, aniversario del tránsito del Fundador al cielo. El broche de oro aquel año fue la ordenación sacerdotal de Justo de la Fuente por Mons. Tonye Bakot, en la parroquia universitaria “S. Pedro y S. Pablo” el 22 de noviembre.

Actualmente, ya hay misioneros y misioneras cameruneses profesos, jóvenes que se están formando y familias que viven unidas al carisma y colaboran en las actividades apostólicas en las dos parroquias. En ellas son miembros de los Consejos Parroquiales, de Cáritas, catequistas, formadores de parejas, etc. Se ha empezado a realizar el deseo de Mons. Zoa: “constituir equipos como Cristo lo hizo con sus doce apóstoles, y sus setenta y dos discípulos, para llegar a las muchedumbres”.

Deja un comentario