Hogar del Niño Jesús de Abancay: 33 años sirviendo a la infancia peruana

Por el P. Tomás Gordo, misionero idente y Director del Hogar del Niño Jesús.
El Hogar del Niño Jesús se encuentra ubicado en la parte central de la ciudad de Abancay, provincia de Abancay, del departamento de Apurímac (Perú). Comprende un área total de terreno de 1.630 m2.

La población que habita en el departamento de Apurímac está considerada como una de las más pobres de Perú, como consecuencia de haber vivido muchos años de postergación, con bajísimo nivel de vida y con elevado índice de analfabetismo. Esta situación adversa se agrava en la población campesina, y muy especialmente en los niños y jóvenes que tienen que vivir en la pobreza.

La creación del Hogar se da por la necesidad de albergar a niños y jóvenes provenientes de comunidades campesinas pobres de Apurímac, principalmente. En su gran mayoría, huérfanos de padres, debido a la violencia social vivida durante los años de terrorismo en las décadas de los 80 y de los 90. También hay niños y jóvenes procedentes de familias disfuncionales, con baja capacidad económica y necesitados de una educación mejor que la que se imparte en las comunidades campesinas.

El Hogar fue fundado por Monseñor Enrique Pelach y Feliú (segundo obispo de Abancay, período 1968-1992), siendo una construcción de adobes de unos 140 años, que tuvo que ser derribada al haber sido calificada como construcción ruinosa por Defensa Civil.

A fines de 1984, el obispado de Abancay encomendó la administración y dirección del entonces llamado “Hogar San Martín de Porres” a los Misioneros Identes, quienes desde el 12 de agosto de 2006, con la autorización episcopal, cambiaron su nombre por «Hogar del Niño Jesús».

En marzo de 1999, tras 15 años de ralentización de las obras, se reanuda la reconstrucción del Hogar. También a un ritmo muy lento pues las ayudas son principalmente del exterior: España, Italia, Francia, Luxemburgo, Estados Unidos, etc. Las ayudas municipales son ocasionales, a base de algún alimento no perecedero, y en cantidades muy insuficientes, pero que se agradecen.

A partir del año 2009 hubo un nuevo avance en la reconstrucción del Hogar, gracias a donaciones provenientes de EE.UU, España, Italia y Luxemburgo. El agradecimiento a todos nuestros benefactores será siempre sincero y permanente, como no podía ser menos. Todas las ayudas han sido inestimables. En ocasiones, con esfuerzos encomiables, como es, por ejemplo, el caso de CANINCA (Islas Canarias, España) que desde muchos años, y aún hoy, aportan cantidades muy dignas de su capacidad económica. Actualmente, las ayudas que recibimos son de Italia (principalmente de Busseto), Estados Unidos y España.

Todas estas ayudas han disminuido alarmantemente en este último año (2016). ¿Serán los efectos de la crisis económica mundial? Lo más imprescindible es la cantidad destinada a la alimentación diaria de los chicos, para que el Hogar continúe abierto y pueda seguir prestando la labor benéfica que ha venido prestando durante más de 30 años a tantas generaciones de chicos y jóvenes de esta tierras andinas tan desprovistas de medios para soñar un porvenir con futuro profesional y “sentido de la vida”.

El Hogar del Niño Jesús tiene como misión brindar digno alojamiento, alimentación y formación humana y espiritual a cuarenta chicos de la región, entre los 8 y 18 años, en situación de escasos recursos económicos y dificultades sociales y familiares. Se les proporciona, además, formación primaria y secundaria de calidad, priorizando su formación humana y espiritual a fin de restaurar y elevar su autoestima, favoreciendo una convivencia donde se desarrollen valores y los chicos puedan desarrollar sus talentos en todos los ámbitos.

Además de los recursos económicos para la alimentación y cuidado de los niños y la infraestructura física, en continua mejora, son necesidades importantes el laboratorio informático, la actualización constante de la Biblioteca con buenos textos y materiales didácticos actuales, y equipos para la proyección de películas.

One Comment

  • Mª del Pilar Jaume Vidal dice:

    ¡¡¡¡MARAVILLOSO!!!!!! CONOCI ESTE LUGAR, EN 1986, PERDONEN PERO ERA COMO UN GALLINERO. FELICITO A LOS MISIONEROS Y MISIONERAS IDENTES, POR LA TRANSFORMACIÓN DE ESTE TIERNO Y SENCILLO HOGAR. ¡¡SIGAN ADELANTE!!

Deja un comentario