Carlos Alberto Quispe a sus 20 años entrega su vida a Cristo. La Paz, Bolivia

“Recuerdo bien la voz del Señor que me decía «sígueme». Intenté darle vueltas al asunto, pero mi corazón ya había dicho que «sí», y no ofrecí más resistencia”. Así recuerda Carlos Alberto Quispe, misionero idente, el momento del anuncio de su vocación. 

Las misiones que hacíamos en las periferias de La Paz con el párroco de la Sagrada Familia, el P. Gregorio Cabrera, me mostraron la sed de Cristo que había en esos lugares, y la importancia de la presencia de la Iglesia”. En esta misma parroquia paceña que está a cargos de los Misioneros Identes, el pasado 12 de octubre Carlos Alberto Quispe Herrera realizó la profesión de sus votos temporales

La Celebración Eucarística estuvo presidida por el Superior de Bolivia, el P. Marco Antonio Sáenz Leiva, quien tomó los votos de Carlos Alberto. Estuvieron presentes a la celebración muchos misioneros identes, familiares, amigos, compañeros de universidad de Carlos Alberto, y numerosos fieles. Fueron momentos muy emotivos, pues este joven misionero de 20 años de edad, natural de San Ignacio de Velasco, dio su “sí” definitivo a Cristo, ofreciéndole así toda su juventud. 

Deja un comentario