Tradicional Ateneo de Navidad en Javier (España)

El pasado 22 de diciembre, las misioneras y misioneros Identes junto con la Juventud Idente de Navarra celebraron el tradicional ateneo de Navidad en el Centro Diocesano de Javier. Asistieron al mismo, la familia Idente y los amigos de los pueblos de Javier, Yesa, Sangüesa y Pamplona. Llamó la atención de todos, la numerosa participación de familias que se dieron cita para dar comienzo a estas Fiestas Navideñas del 2019. La nota característica de la tarde, la pusieron los niños que con su alegría y espontaneidad ayudaron a crear un ambiente navideño.

Tras el saludo de bienvenida a los participantes, se cantó un villancico que involucró a todos “En cada hogar un Belén”. A continuación, como los años pasados, los niños de Yesa, formaron “el Belén viviente musical” señalando el significado de cada personaje y la alegría del Nacimiento de Niño Dios con la representación de un villancico. Posteriormente, los asistentes cantaron villancicos, los niños interpretaron distintos instrumentos musicales, cantos, chistes y hasta hubo tiempo para cuentacuentos

Fue una tarde muy familiar donde todos, desde los más pequeños hasta los mayores, participaron y disfrutaron en las actuaciones. El ateneo se concluyó con la recitación de una poesía del Fundador de las misioneras y los misioneros Identes, Fernando Rielo Pardal.

Después del Ateneo, todos disfrutaron de la merienda que los misioneros habían preparado y que contó con la colaboración de las personas que vinieron. Fue una ocasión para hablar y compartir las experiencias vividas durante el año, para renovar la amistad y para experimentar que se puede vivir una tarde en un ambiente familiar con alegría. En la despedida todos manifestaron su gratitud por lo bonito que había estado y lo bien que lo habían pasado y que esperaban que se les siguiera invitando.

Para los misioneros fue una tarde de mucha alegría pues tuvieron la oportunidad de dar testimonio de su fe y mostrar a través de todas actividades, la alegría del nacimiento del Niño de Belén respetando siempre las creencias de las personas.

Deja un comentario