¡Que vuestra oración sea “concisa”! Motus Christi

¿Sabes a lo que Jesús comparaba la oración cuando dijo en los Evangelios: “Cuando oréis, no uséis repeticiones sin sentido? ¡A un beso, a una caricia!

La oración es el beso, la caricia de Dios en ti.

¿Sabes la verdadera oración en qué te transforma? En un misionero enviado por el Padre al mundo. ¿Sabes qué hace Jesús cuando se ora? ¡Enseña a pronunciar la palabra Padre!

Los días 23 y 24 de enero han retomado, después de la pausa navideña, los Motus Christi internacionales para jóvenes y adultos en lengua española dirigidos por el P. Jesús Fernández, presidente de los misioneros identes.

En su lección ha comenzado a abordar el primero de los doce puntos o propiedades del código oracional del fundador Fernando Rielo: “La oración de escucha”. Ha manifestado, entre otras cosas: – La oración es un estado de amor personal. Es misión de todo bautizado.- El primer punto es que nuestra oración sea concisa. Hablar poco y escuchar mucho, que es guardar silencio. Nos dice Cristo: “Al orar no charléis mucho, como los gentiles, que se figuran que por su palabrería van a ser escuchados”.- Si somos nosotros los que hablamos y no escuchamos —guardamos silencio—, no sabemos lo que el Padre, Cristo o el Espíritu Santo nos quieren decir. Más que hablar, hay que escuchar y responder a las preguntas que nos hacen. Es de buena educación. –

Si verdaderamente vivimos el amor como Cristo nos pide, entenderemos que la oración es amor, que la conciencia filial es amor. Es hacer todo con amor. – Debemos poner en práctica la sencillez viviéndola con todo el corazón, y habremos conseguido un estado de oración que envuelve en sí a todas las demás propiedades; esto es: la escucha, el arrepentimiento, el afecto, la atención y, de modo especial, la propiedad de sentirnos verdaderamente hijos de un Padre que nos ama con locura. – Nadie puede decir: Yo no puedo vivir la santidad. ¡Sigue adelante, no te paralices! Desanimarte es un personaje, “el padre de la mentira”, que lo que quiere es que te paralices. Por eso dice Cristo: “¡O conmigo o contra mí!”. Con Cristo seguimos adelante. Nos dice: “Álzate”. No podemos poner dificultades. Las tenemos. Y el Padre lo sabe. Ve más que las que vemos nosotros, pero nos da la gracia para superarlas. Que nadie diga: Esto es difícil. – La oración es como el respirar; tiene que ser continua.- La oración es tener conciencia de que soy hijo de un Padre porque nos lo dice Cristo. Los que se sienten hijos del Padre llevan en el corazón el sello del Espíritu Santo, y le pertenecen al Padre por puro amor.- Cristo, pan bajado del cielo, Eucaristía, único alimento que nos salva y nos santifica, sería, como mínimo, el contraveneno contra el maligno. – No podemos ser negacionistas ni catastrofistas. Tenemos que ser prudentes. No podemos caer en las trampas de las falsas noticias, pero tenemos que ser astutos respecto a las redes sociales. No podemos caer en el desánimo y en la angustia, leyendo constantemente noticias promovidas por tantos intereses creados, ni tampoco caer en la indiferencia.

Estando con Cristo y con María, superamos la angustia, el agobio, la tristeza y el temor a la enfermedad y a la muerte. La oración, que es amor, nos ayuda a no temer, a sentirnos agarrados de la mano de nuestro Hermano Cristo y de nuestra Madre María, y poder superar este mundo de violencia, de mentira y angustia sin salir herido. Esto forma parte de la oración de silencio, de escucha. Las distracciones y pensamientos inútiles que nos vienen, se los ofrecemos a Cristo, y se hace silencio.

A continuación y tras un minuto colegial de silencio, se han dado dos bellísimos testimonios de la vocación misionera. Uno de Kelly Correa, colombiana, que ha mostrado su valentía y decisión al seguir a Cristo y entregarle por entero su vida. Un ejemplo de vocación hermosísimo. Y la misionera María Jesús López Durán, de Cuzco (Perú) dio otro sentido testimonio de su vocación, mostrando la misericordia de Dios Padre en sus amados hijos.

Como es habitual se reunieron distintos grupos en los que los participantes pudieron compartir su toque carismático en el que vertieron la riqueza que van recibiendo semana tras semana.

Los próximos Motus Christi internacionales serán los días 6 y 7 de febrero. Puedes encontrar aquí toda la información: https://motuschristi.idente.org/

Deja un comentario