El “sí” es como una flecha dirigida al corazón del Padre. Votos de Rebecca en Berlín.

By 25 junio, 2018julio 3rd, 2018Actualidad Idente, Alemania, Europa

El sábado 16 de junio la misionera idente alemana Rebecca Sattler hizo sus votos temporales en la Catedral de Berlín. La ceremonia fue presidida por el prelado Dr. Stefan Dybowski, el responsable de las Órdenes religiosas femeninas en el arzobispado de Berlín. Concelebró el Presidente de la Institución, P. Jesús Fernández Hernández, junto con otros hermanos nuestros.

En la homilía el prelado dirigió palabras preciosas a la profesa que impresionaron a todos los invitados. Destacó tres aspectos del carisma y de la vida del fundador Fernando Rielo: 1) la libertad de vivir en la tierra pero no ser de la tierra, 2) la fuerza de persistir en los momentos de aridez y 3) el vivir y transmitir la santidad viendo la tierra desde el cielo y no el cielo desde la tierra.

Al final de la misa el Presidente dirigió algunas palabras a los asistentes al acto:

“El sí es como una flecha dirigida al corazón del Padre. Y el corazón del Padre no sangra. Lo único que produce es misericordia, perdón, el deseo de estar con nosotros. Y cada vez que una persona dice a Cristo”¡sí!”, y al Padre y al Espíritu Santo,”¡sí!”,  se derraman sobre la humanidad enormes bendiciones. Nosotros, como tenemos una mente estrecha, queremos que el cielo sea igual que la tierra. Ese cielo que lo llevamos aquí dentro de nosotros se abre a golpes de “¡sí!”. Aquí hay personas jóvenes. Un sí es un monosílabo. Pero cambia la vida de la persona. Entonces, cuando un hombre o una mujer le dice “¡sí!” a Cristo,  que le quiere de verdad, al poco tiempo se producen frutos.”

Fue un día lleno de gracias. Para muchos de los invitados, entre ellos no bautizados, musulmanes y budistas, era la primera vez que asistían a una misa. Tras la misma hubo una recepción. En ella, el Presidente y la Superiora General aprovechando que estaban presentes muchos jóvenes, hablaron sobre la vida de oración y de santidad. Todos estaban muy tocados por la ceremonia así como por las palabras que oyeron.

Estamos ya siendo testigos de los frutos que este especial momento en la historia de nuestra Institución en Alemania aporta a nuestra vida de santidad.

Deja un comentario