Diferencia entre comunicación y propaganda, explica el P. Luis Casasús M.Id

By 25 febrero, 2018 marzo 3rd, 2018 Tailandia

El Superior General de los misioneros identes, P. Luis Casasús, tuvo varios encuentros con jóvenes asiáticos en su última visita a Asia. En Tailandia se encontró con estudiantes escolares y universitarios, con los que habló de diferentes temas para motivarlos a aspirar y vivir los más altos ideales. A su vez, los estudiantes, compartieron sus experiencias personales, y plantearon sus preguntas y dudas durante estos encuentros.

El padre Casasús llegó a Tailandia el 8 de febrero después de su visita a la India. Los misioneros Identes de Tailandia lo recibieron con gran alegría. Con motivo de la ceremonia de bienvenida, a la vista de los rostros emocionados de los jóvenes misioneros, el p. Casasús recordó su encuentro con el fundador Fernando Rielo cuando era joven. Al acordarse de las palabras del Fundador, recordó a los jóvenes misioneros la importancia de consagrar su juventud a Cristo.

Cómo ser un apóstol desde la infancia fue el punto central del retiro Motus Christy, que el p. Casasús realizó el 10 de febrero en Wiang Pa Pao, S. Therese School. La escuela tiene una relación cercana con los Misioneros Identes, dado que nuestro primer sacerdote tailandés, Komkrit M.Id, había trabajado allí, como director de educación hasta su muerte prematura y su busto está esculpido allí, con mucha reverencia. Hay alrededor de 1500 estudiantes en la escuela, donde la mayoría son budistas.

Los estudiantes y el personal de la escuela, especialmente las hermanas Ban María, recibieron al P. Casasús con gran afecto y entusiasmo. Cerca de 120 estudiantes participaron en el Motus Christy. El superior general habló a los niños de una manera muy sencilla, sobre cómo convertirse en apóstol de la paz y el amor. Dos estudiantes compartieron su experiencia de seguir a Jesús. Luego los estudiantes se involucraron en dinámicas grupales, donde anotaron sus experiencias de vivir la caridad y las compartieron con los otros en el grupo. El Motus Christy concluyó con una Santa Misa, presidida por nuestro hermano el P. Tanongsak, que había estado trabajando con nuestro hermano, el padre Komkrit, en Wiang Pa Pao.

En un encuentro con los adultos, que tuvo lugar en Saraphee el 11 de febrero, el p. Casasús los invitó a entrar en una experiencia de fe más profunda, a través de la oración personal. Solo a través de una relación íntima con Dios, ese padre, podemos conocer su voluntad y vivir conforme a ella. El superior general también les mencionó nuestra propuesta al Papa Francisco de instituir un día festivo dedicado a nuestro Padre Celestial en el Calendario de la Iglesia Universal, porque hasta ahora no hay tal fiesta en la Iglesia. Una fiesta así se acerca mucho a nuestro carisma de vivir la filiación hacia Dios Padre. Mientras contestaba algunas de las preguntas, el padre Casasús los exhortó a no abandonar nunca a nadie que esté buscando el amor de Dios en su propia vida.

 

Durante su visita en Tailandia, el p. Luis Casasús tuvo una entrañable reunión con el Obispo de Chiang Mai, Su Excelencia Don Francisco Xavier Virá. Nuestro Superior le explicó diversas actividades llevadas a cabo por nuestros hermanos y hermanas en la diócesis, especialmente las características de nuestros retiros Motus Christy y el proyecto del Parlamento Mundial de la Juventud para los jóvenes. También mencionó las características de la misión de nuestros hermanos en Wiang Pa Pao, en colaboración con el sacerdote diocesano y el proyecto de construir una Iglesia, para lo cual el obispo amablemente ofreció buscar un apoyo económico.

El 13 de febrero el p. Luis Casasús se reunió con un grupo de alrededor de 70 estudiantes de la Universidad del Norte de Chiang Mai, entre los cuales había varios estudiantes chinos. El P. Luis les explicó la importancia de la comunicación y los peligros de la masificación y aislamiento virtual, la importancia de las relaciones interpersonales, etc. Durante la reunión también discutió con ellos la posibilidad de crear un grupo del Parlamento Mundial de la Juventud (WYP) para dar espacio a la juventud y para escuchar sus pensamientos y experiencias sobre temas importantes y encontrar verdaderos valores para una nueva civilización.

También compartió con ellos su experiencia en las sesiones plenarias del WYP celebradas en Italia, Estados Unidos, Alemania y China y la próxima edición en Madrid. Los estudiantes recibieron su invitación de ser parte del WYP con fuertes aplausos.

Al final de la reunión, los estudiantes le hicieron dos preguntas, la primera sobre la diferencia entre «propaganda y comunicación». Él respondió diciendo que la propaganda tiene el objetivo de convencer a la gente de seguir un interés específico y es de carácter cerrado, pero la comunicación es un diálogo en el que se comparten experiencias mutuas de la vida y es abierta. La segunda pregunta fue cómo ayudar a los estudiantes que se encuentran aislados, debido al uso excesivo de teléfonos móviles y juegos.

Hasta el 15 de febrero, el día de su partida, el superior general dedicó todo su tiempo y energía a los misioneros y a todas y cada una de las personas que conoció. El padre Luis Casasús partió de Tailandia dejando una fuerte impresión de comunión fraterna y una experiencia viviente de paz y alegría de Cristo.

Deja un comentario