Nueva York: Mons. Barres destaca el aporte de Fernando Rielo a la misión de la Iglesia

El viernes, 6 de diciembre, el obispo de Rockville Centre, Mons. John O. Barres, celebró la misa para conmemorar el XV aniversario de la entrada en la vida eterna de Fernando Rielo. Desde nuestras parroquias Identes en el Bronx y en Long Island, viajaron aproximadamente 1.500 personas a la Catedral de San Patricio en la ciudad de Nueva York para recordar la vida de nuestro Padre Fundador y pedir su intercesión. Entre nuestros misioneros y misioneras, estaban presentes el P. Fernando Real, Procurador, y los Superiores Provinciales de Estados Unidos, el P. Robert Badillo y Elaine Schenk. Todos los sacerdotes Identes de Nueva York concelebraron la misa, así como dos sacerdotes diocesanos que colaboran en las parroquias que administramos.

El coro de niños de la Parroquia de San Lucas cantó un himno de Adviento antes de iniciar la Misa, ayudando a la congregación a entrar en un espíritu de oración y expectación.

En su homilía, Mons. Barres habló del significado del Belén que toda familia tiene en su hogar, y dio las gracias especiales a los Misioneros y Misioneras Identes por su labor apostólica en su diócesis en las parroquias de San Lucas (Brentwood) y Nuestra Señora de Loreto (Hempstead). Recordó la vida de Fernando Rielo, a quien reconoció como gran contribuyente a la misión de la Iglesia.

Entre los presentes había unos 70 miembros de las Escuelas de Acólitos de las parroquias de N.S. de Consuelo-Santo Domingo, Santa María, N.S. de Loretto y San Lucas, quienes encabezaron la procesión y se sentaron en lugar de honor en esta gran Catedral histórica.

Asistieron también muchos miembros de la Juventud Idente con sus familias. El obispo destacó su presencia y con palabras del Papa Francisco los animó a responder a la llamada a la santidad, con confianza especial de que responderán.

Junto con las ofrendas que se llevaron al altar en el momento del Ofertorio, una familia llevó una cesta grande llena de las peticiones escritas por los muchos peregrinos según venían en autobuses desde el Bronx y Long Island, pidiendo la intercesión de nuestro Padre Fundador por sus diversas necesidades.

Al concluir la Misa, los Superiores Provinciales de EEUU expresaron el agradecimiento de la comunidad idente a Mons. Barres por su presencia y tutela y por esta celebración en honor de nuestro Padre Fundador, cuya intercesión seguimos pidiendo para nuestra santidad filial.

Deja un comentario