Semana Santa 2018 en Yaoundé (Camerún)

La comunidad de misioneras y misioneros identes en Yaundé hemos celebrado la Semana Santa con el deseo de crecer en la intimidad con Cristo. Por las mañanas teníamos un tema y oración silenciosa, por la tarde asistíamos a las celebraciones litúrgicas.

En los retiros diarios hemos sido interpelados con la siguiente pregunta: ¿Me basta tocar a Jesús? o ¿quiero identificarme con Él?

El Viernes Santo se habló del significado  del dolor en sí mismo, y del valor “añadido” si lo ofrezco y lo deseo vivir unido a la cruz de Cristo, destacando el honor con el que Cristo vivió la pasión. El tercer día se habló de la purificación que hay que atravesar para unirnos a la Santísima Trinidad, como la vivieron también los discípulos el Sábado Santo, en el silencio de Dios.

El Viernes Santo en la parroquia de la Sagrada Familia d’Elig Assiga se celebró la tradicional ceremonia llamada “Don a hou” en la que los diferentes grupos van preguntando al sacerdote lo que ha pasado con Jesús. Es una ceremonia funeraria tradicional, en la que se pregunta la causa de la muerte, se habla de la vida del difunto. Posteriormente se baila el “Esani”, una danza para despedir al difunto  y dejarle ir en paz, manifestando que no hay ningún problema con él y se lanza una flor.

Después se representó la Pasión, cantada en Ewondo, lengua del centro de Camerún.  Impresionaba el silencio con el que vivió Cristo las humillaciones y ofensas. En Pascua nos hemos gozado con los cincuenta Bautizos y Primeras Comuniones, de  jóvenes, en la Vigilia Pascual, y de bebés, el Domingo de Resurrección.

Deja un comentario