4 jóvenes dicen “¡Sí!” a Cristo en la Parroquia de la Sagrada Familia d’Elig-Assiga. Camerún

“No sólo he rezado por mi vocación, sino que he luchado por ella”, fueron las palabras de uno de los cuatro jóvenes misioneros identes que el pasado sábado 29 de enero hicieron sus votos, en la Parroquia de la Sagrada Familia de Elig-Assiga, en Youndé (Camerún). Yvette Tamukong profesó sus primeros votos, mientras que Fleuthère Messape, Emmanuel Pola, e Raoul Armand Wasssou hicieron sus votos perpetuos. La ceremonia fue presidida por el Nuncio Apostólico de Camerún y Guinea Ecuatorial, S.E.M. Julio Murat.

Como dice el Evangelio: “El que tenga oídos, que oiga”. Estos cuatro hermanos han escuchado la llamada de Cristo para amarlo con un corazón indiviso, siguiendo el carisma idente. Haciendo los votos de pobreza, castidad y obediencia, hicieron también voto de estudio, para defensa del Magisterio de la Iglesia, y voto apostólico. Siguiendo a su Fundador, Fernando Rielo Pardal, pronunciaron estas palabras, como sello de su misión: 

“Te prometo, Señor, vivir y transmitir el Evangelio, con el sacrificio de mi vida y de mi fama; fiel al mayor testimonio de amor, morir por ti”. 

Las dos comunidades cristianas de las Parroquias de la Sagrada Familia y de San Pedro y San Pablo de Soa, estuvieron presentes y lo festejaron con los profesos y sus familias. Había gran alegría en esta celebración eucarística, viva y recogida. Las palabras del Nuncio Apostólico fueron tan profundas, como radiante fue el compromiso de los profesos. Al final de la celebración, se cantó la Salve Regina para encomendar a los profesos a María, Madre y Protectora de su vocación.

Deja un comentario