Nuestra misión de Chile en comunión y conexión desde casa

By 6 mayo, 2020mayo 11th, 2020Chile

Ya han pasado meses desde que el coronavirus, que nos parecía tan lejano, llegó a Chile, y con ello las medidas de cuarentena, autocuidado, aislamiento social, teletrabajo, y confinamiento obligatorio. Siendo ciertamente tiempos en que más se nos presentan las cuestiones trascendentales del ser humano sobre el sentido de la vida, del trabajo, el dolor, la familia, y la propia relación con Dios y los demás.

Todo esto no ha impedido poder vivir con renovado ímpetu e ilusión el amor al Evangelio, la transmisión del Reino y la unión con las Personas Divinas, a través de diversas actividades como son: la dirección espiritual, encuentros con el Evangelio, celebración participativa de la Eucaristía diaria en nuestra Parroquia San Alberto Hurtado, transmisión de la Eucaristía dominical en nuestro Monasterio de Nuestra Señora de la Vida Mística, celebración de la Semana Santa, charlas espirituales de nuestros hermanos y hermanas, Parlamento Universal de la Juventud, Confirmación y Catequesis, con el broche de oro de los Motus Christi internacionales para Jóvenes y Adultos que realizan semanalmente nuestro Presidente y Superiores Generales.

Si bien, la participación de cada persona varía de acuerdo con las posibilidades, pero sus testimonios son conmovedores al referirse a la importancia de la Eucaristía en estos tiempos de pandemia, el poder compartir sus vivencias y enriquecerlas a la luz del Evangelio, valorando el testimonio de nuestros hermanos, y especialmente la riqueza y profundidad espiritual de nuestro carisma.

Pedimos a nuestro Padre Celeste que sea Él quien nos siga guiando en conciencia filial, siendo fieles al ardor apostólico con que vivió nuestro padre fundador, especialmente en estos momentos de tanto sufrimiento de la humanidad; que nos ayude a contribuir con nuestra oración, viviendo en coherencia, dando lo mejor de nosotros mismos y uniéndonos con nuestra entrega en el día a día a nuestros hermanos y hermanas del mundo entero.

Deja un comentario